Sanitas

Trastornos gastrointestinales

El uso prolongado de inhibidores de bomba de protones y el riesgo de efectos adversos.


NOTAS

CONTENIDO EXCLUSIVO

NOTAS PARA PROFESIONALES MEDICOS

En los últimos años hemos observado un numeroso conjunto de estudios que reportan elevado riesgo de efectos adversos por el uso prolongado de inhibidores de bomba de protones. Una recientemente revisión del tema publicada por expertos remarca dos aspectos: 1- el uso adecuado de los fármacos, y 2- la falta de evidencias concretas de dicho riesgo en individuos en quienes su uso es apropiado.

Los inhibidores de la bomba de protones (IBP) constituyen uno conjunto de fármacos que resultan de los más indicados en la práctica clínica. Las indicaciones más habituales son la automedicación basada en constituir un presunto "protector" gástrico universal y la presencia de síntomas gastroesofágicos. Más aún, es común que los pacientes consuman estos fármacos por tiempo prolongado sin una clara indicación clínica ni efecto reconocido.

Estudios recientes remarcan la existencia de diversos riesgos por el uso prolongado de IBP. La revisión en cuestión destaca el escaso control que dichos trabajos han tenido en la evaluación de factores que potencialmente pueden confundir en la consideración de estos efectos adversos.

Por lo tanto y según estos expertos, la evidencia existente y publicada es insuficiente e inadecuada para establecer la relación causal entre el uso de IBP y muchas de las asociaciones propuestas.

Los autores concluyen que los pacientes que tienen una indicación adecuada para el uso de IBP deben continuarlo usando la mínima dosis efectiva. Por el contrario, los IBP deben ser suspendidos o desaconsejados cuando las indicaciones son inadecuadas o las dosis progresivas no producen efecto terapéutico.

2017
Gastroenterology