Sanitas

Reflujo gastroesofágico

Notas relacionadas.


NOTAS

CONTENIDO EXCLUSIVO

NOTAS PARA PROFESIONALES MEDICOS

Los neuromoduladores Gabapentina y Baclofeno son útiles para el manejo de la tos crónica de pacientes con reflujo crónico.

Una proporción variable de pacientes con reflujo gastroesofágico y tos crónica no responden adecuadamente al tratamiento con inhibidores de bomba de protones. Un estudio de autores chinos demostró una mejoría significativa de los síntomas con el uso de neuromoduladores como la Gabapentina y el Baclofeno.

2019
AP&T Alimentary Pharmacology & Therapeutics

Evidencias de la asociación de síntomas de dispepsia con el reflujo gastroesofágico.

Tanto la dispepsia como el reflujo gastroesofágico son entidades clínicas muy prevalentes en la población general. Una reciente revisión sistemática y meta-análisis demuestra que la prevalencia de síntomas de dispepsia en individuos con episodios semanales de reflujo gastroesofágico es siete veces mayor que en aquellos individuos sin reflujo.

2018
Clinical Gastroenterology and Hepatology

Respuesta insuficiente de la terapia quirúrgica en los pacientes con reflujo y predominancia de síntomas extraesofágicos.

Los pacientes con reflujo gastroesofágico y síntomas dominantemente extraesofágicos (predominantemente otorrinolaringológicos) suelen ser parcialmente refractarios al tratamiento médico. Un reciente estudio retrospectivo de especialistas de USA sugiere, fuertemente, que los pacientes con síntomas extraesofágicos y evidencias claras de reflujo patológico, responden pobremente a la terapéutica quirúrgica y esta respuesta es, en general, concordante con la terapéutica médica.

2017
Clinical Gastroenterology and Hepatology

El Barrett corto no presenta riesgos especiales de desarrollo de cáncer.

En el imaginario gastroenterológico, el diagnóstico de esófago de Barrett está asociado al riesgo de desarrollo de adenocarcinoma de esófago. Sin embargo, esto no parece ser cierto cuando el diagnóstico de la patología se circunscribe a un conto segmento del esófago inferior. Un estudio prospectivo reciente en el que siguieron pacientes por más de cinco años confirma que los pacientes en quienes se detecta la patología en un segmento corto (Barrett corto) no desarrollan cáncer.

2017
GUT

El rol de la prevención farmacológica en el manejo de la enfermedad de Barret del esófago.

Es muy evidente que en las últimas décadas se ha producido un aumento significativo en las prevalencias de reflujo gastroesofágico y adenocarcinoma de esófago. La presencia del denominado esófago de Barrett es el factor patológico que los conecta. Una actualización reciente evalúa el uso de medicaciones (agentes anti-reflujo, anti-inflamatorios no esteroides, estatinas, vitamina D, etc.) en la prevención del desarrollo de la lesión pre-maligna de Barrett.

2016
Gastroenterology and Endoscopy News

Comparación del efecto de dosis sostenidas de IBP por largo plazo vs. la cirugía antireflujo laparoscópica.

El reflujo gastroesofágico constituye un problema clínico diario en la consulta gastroenterológica. Una importante proporción de esos pacientes son dependientes del uso prolongado de fármacos inhibidores de la bomba de protones (IBP). Una alternativa terapéutica es la cirugía anti-reflujo por vía laparoscópica. Un reciente estudio prospectivo, multicéntrico, paneuropeo, comparó el resutado a cinco años de ambas formas terapéuticas.

2016
Clinical Gastroenterology and Hepatology

Modificaciones del estilo de vida en el manejo del reflujo gastroesofágico.

La enfermedad por reflujo gastroesofágico afecta hasta el 30% de los adultos en las poblaciones occidentales. Esta enfermedad habitual se asocia con factores de estilo de vida, en particular la obesidad y el consumo de tabaco. Una revisión sistemática recientemente publicada analizó las modificaciones del estilo de vida recomendadas para el manejo de la enfermedad.

2016
Clinical Gastroenterology and Hepatology

Síntomas otorrinolaringológicos en reflujo gastroesofágico.

Los síntomas laringofaringeos asociados al reflujo gastroesofágico son frecuentes y conocidos desde muchos años. Sin embargo, ellos no están bien caracterizados y suelen ser confundidos por pacientes y médicos. En especial, la escasa correlación establecida suele deberse a la falta de estudios suficientemente sensibles y específicos que lo detecten. Una reciente editorial publicada en Gastroenterology discute el diagnóstico y posibles causas alternativas de los síntomas.

2015
Journal Plos one